REY LEÓN, los preparativos

 Hace justo un año pensé que ya era hora de hacer un musical con mis alumn@s. Había visto que otros compañeros de profesión lo habían conseguido y me veía capaz y llena de ideas. Se lo conté a Plácido y en seguida me dijo que sí. Qué haría yo sin mi Plácido. Nos pasamos todo el verano pensando, viendo vídeos, haciendo cabezas de animales en casa, buscando ideas, informándonos... Y cuando llegó septiembre todo estaba listo...para empezar.

Uff, qué de cosas han pasado. Todo ha ido rodando. Primero contar la idea a los alumnos de proyecto integrado, que no se imaginaban dónde se habían metido, luego la elección de papeles. Cada uno buscó su sitio, "yo simba, yo nala, yo leona, yo sonido seño, que soy un artista con el ordenador".

Sólo teníamos los miércoles para ensayar, actores con Plácido, bailarines conmigo. Y los viernes con 4C a preparar cabezas y más cabezas. Y luego decorados y las jirafas con sus caras bonitas y las gacelas y los ñus. Aquí las chicas se plantaron, Saskia, Eli, Raquel....:"seño, nosotras tenemos que salir bailando, no podemos hacer sólo el decorado". Y ellas solas se prepararon la coreografía de las hienas. Qué alegría de que me convencieran. Después vino la sorpresa de los ñus, o búfalos, lo mismo es, que en cuanto se vieron en el escenario empezaron a mejorar la coreografía y a crecerse.

En fin, miles de anécdotas tenemos y que no olvidaremos. Como vosotros, que sé que recordaréis esto para siempre. Plácido y yo hemos pensado, dirigido, planificado y organizado, pero vosotros habéis pegado el salto y os habéis lanzado a esta aventura con toda la ilusión del mundo. Gracias por hacernos vivir momentos de tanta intensidad. Jamás los olvidaremos.

Gracias Plácido por dejarte arrastrar.